Máxima tensión en Gaza: Israel moviliza 75.000 reservistas

Combatientes palestinos dispararon cohetes hacia Tel Aviv y, por primera vez, hacia Jerusalén, mientras el Estado judío parece estar preparándose para una ofensiva terrestre y continuó con sus ataques aéreos en la Franja, bloqueando las rutas circundantes

Combatientes palestinos en Gaza dispararon este viernes cohetes hacia Jerusalén y Tel Aviv, lo que llevó a Israel a movilizar a 75.000 reservistas para una posible ofensiva terrestre contra el enclave palestino.

En el tercer día de su operación "Pilar de Defensa" el ejército de Israel siguió con sus ataques aéreos en Gaza y bloqueó todas las carreteras alrededor del territorio, cerca del cual ya están estacionados transportes de tropas, tanques y bulldozers.

Un total de 29 palestinos murieron tras tres días de ataques aéreos (cerca de 500), indicaron fuentes médicas, mientras que tres israelíes también encontraron la muerte por la caída de un cohete lanzado desde Gaza contra el sur de Israel.

En Nueva York, la organización de Naciones Unidas anunció que el secretario general Ban Ki-moon visitaría "pronto" Gaza para convencer a los israelíes y a los palestinos de que declaren una tregua. El presidente palestino, Mahmud Abas, aseguró que la visita se llevará a cabo dentro de "dos o tres días".

Por su parte el presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan expresaron su "inquietud por el peligro que corre la población de los dos bandos" y expresaron su "deseo de ver el fin de la violencia", indicó la Casa Blanca.

En una nueva escalada, el movimiento islamista Hamas, en el poder en Gaza, lanzó un cohete que cayó sin provocar víctimas en una zona inhabitada del suroeste de Jerusalén, según la policía.

Se trata de la primera vez en la historia del conflicto israelopalestino que un cohete lanzado desde Gaza cae cerca de la ciudad santa, el corazón político de Israel, situada a 65 kilómetros del enclave palestino.

Posible ofensiva terrestre

El jueves y el viernes hubo otros tres lanzamientos de cohetes contra Tel Aviv, la capital económica del país, situada más al norte. Nunca hasta ahora un proyectil lanzado desde Gaza había llegado tan al norte del territorio de Israel.

Para hacer frente a los tiros de cohetes, el gobierno israelí autorizó este viernes la movilización de 75.000 reservistas del ejército tras una reunión en Tel Aviv del gabinete de seguridad presidido por el primer ministro Benjamin Netanyahu, indicó la televisión.

El ejército, que parece estar preparándose para un ataque terrestre, anunció haber cerrado el tráfico civil en todas las carreteras principales que llevan a Gaza y dijo haber lanzado sobre el territorio palestino 12.000 pasquines "pidiendo a los civiles que se alejen de los activistas de Hamas".

Según corresponsales internacionales en la zona, el ejército reunió un número importante de tropas y armas pesadas en la frontera con el territorio palestino.

El jueves, Benjamin Netanyahu, en plena campaña electoral para las legislativas anticipadas del próximo 22 de enero, dijo que su país "tomaría todas las acciones necesarias" contra los cohetes lanzados desde Gaza.

Este viernes la aviación siguió con sus ataques aéreos que dejaron 11 palestinos muertos (civiles y combatientes), según fuentes médicas de Gaza, un pequeño territorio de 362 km2 pobre y superpoblado.

Petición de ayuda a Egipto

Israel lanzó su operación el miércoles con el asesinato en un ataque aéreo del jefe militar de Hamas, Ahmed Jaabari, el responsable más importante de la organización desde la operación "Plomo fundido" (diciembre de 2008-enero de 2009) que no había logrado detener el lanzamiento de cohetes palestinos.

Desde el miércoles 357 cohetes fueron lanzados desde Gaza contra Israel, de los cuales 197 fueron interceptados con el sistema antimisil "Iron Dome", indicó el ejército.

La escalada de violencia sigue en aumento a pesar de los llamamientos internacionales a la calma y a la breve visita este viernes en Gaza del primer ministro egipcio Hicham Qandil, cuyo país denunció "una flagrante agresión [israelí] contra la humanidad" y prometió que no dejaría "sola" a Gaza.

Rusia, igual que Estados Unidos y la Unión Europea, pidió a Egipto, dirigido por los Hermanos Musulmanes, el movimiento del que surgió Hamas, que utilice su influencia para calmar la situación.

Hamas, un movimiento que predica la lucha armada contra Israel y se niega a reconocer su existencia, recibió este viernes el apoyo de manifestantes en Cisjordania, Irán, El Cairo y en los campos palestinos en el Líbano, donde el movimiento chiita Hezbolá se felicitó de los ataques contra Tel Aviv.

En Cisjordania, Mahmud Abas aseguró que la ofensiva israelí no frenaría la demanda de Palestina de convertirse en estado no miembro de la ONU, prevista el 29 de noviembre a pesar de la oposición de Israel


Redes Sociales Redes Sociales
Agregar a MeneameAgregar a FresquiAgregar a FlenkAgregar a GoogleAgregar a YahooAgregar a TechnoratiAgregar a Del.icio.usAgregar a DiggItAgregar esta página a Mister WongAgregar a Facebook