DEPORTES

Boca empató y la ilusión quedó muy lejos 

Boca igualó sin goles frente a Newell´s en la Bombonera y comenzó a despedirse del título del torneo Inicial ya que el puntero Vélez -a quien enfrentará el próximo domingo- le sacó 8 puntos de ventaja a pocas fechas del final. La situación del técnico Falcioni, que tuvo un altercado con un hincha antes del partido y se fue luego insultado de la cancha, quedó más comprometida

TODOS ARRIBA PARA TRATAR DE CABECEAR. BOCA Y NEWELL’S NO SE SACARON VENTAJAS EN LA BOMBONERA, EN EL CIERRE DE LA FECHA
TODOS ARRIBA PARA TRATAR DE CABECEAR. BOCA Y NEWELL’S NO SE SACARON VENTAJAS EN LA BOMBONERA, EN EL CIERRE DE LA FECHA

Clic para ampliarBoca Juniors empató anoche con Newell’s Old Boys (0-0), en La Bombonera, y dejó escapar una buena chance de acercarse al puntero Vélez Sarsfield. El partido correspondió a la 15ta fecha del torneo Inicial.

El partido resultó apenas discreto, con pocas emociones y tedioso por momentos, y el empate no estuvo alejado de lo que brindaron uno y otro.

El partido pudo haber sido para cualquiera de los dos aunque la Lepra casi lo gana en el final. El gran favorecido fue el Fortín, que les sacó 3 puntos a los rosarinos y 8 al xeneize.

ALGO MEJOR EL XENEIZE

En el arranque del partido fue el equipo de Falcioni el que procuró llevarse por delante a los rojinegros, y fue a través del buen manejo del Leandro Paredes, la movilidad de sus delanteros y los desbordes del juvenil Pool Fernández.

En consecuencia, por esa vía, el dueño de casa tuvo la posibilidad de ponerse en ventaja en varios oportunidades, pero siempre chocó con la figura del golero Nahuel Guzmán, una de las figuras en esta etapa, al ganar un mano a mano en forma impecable, y al encontrar en la otra un rebote en un defensor.

En otra, el arquero rojinegro le tapó sobre los 39 minutos, al pibe Guillermo Fernández otra chance clara de gol. Este había despidió un buen remate desde fuera del área, y en la última de la etapa, desvió con la punta del botín izquierdo un remate desde dentro del área del chico Paredes, que tenía destino de red.

Pero con el transcurrir de los minutos, el conjunto del Tata Martino comenzó a afirmarse en la zona del mediocampo y, de a poco. empezó a manejar la pelota, y a partir de lateralizar el juego y a encontrar los espacios consiguió que Lucas Bernardi manejara la bocha y que Maxi Rodríguez empezará a pesar un poco en el trámite, a lo que se agregó la movilidad de Sperduti y Scocco en ofensiva.

De esa manera, los rosarinos inquietaron a Agustín Orión, primero en un remate desde fuera del área de Maxi Rodríguez, tras una pared con Scocco, y en una llegada por izquierda de Vangioni cuyo centro buscó a Sperduti, que pareció recibir la carga ilegítima de un Caruzzo, que llegó al cruce.

Y también lo tuvo sobre el final, cuando Rodríguez desbordó por izquierda y su centro le quedó a Pablo Pérez, que le pegó mordida de zurda, desaprovechando una buena chance para mover el tanteador.

Los minutos finales de la etapa se consumieron con Newell’s manejando el balón, mientras que el xeneize, que arrancó muy bien, se fue diluyendo en el juego y en su ambición ofensiva, más allá de la presencia siempre inquietante de sus potentes delanteros.

TODO MAS PAREJO

Ya en el complemento el partido decayó y la primera posibilidad fue para Newell’s cuando, luego de un balón que llegó desde la izquierda, rebotó en la espalda de Rodríguez y se fue afuera.

El equipo visitante se adelantó en el campo pero careció de profundidad, mientras que Boca casi no tuvo chances de acercarse.

La jugada más clara del partido para que se pudiera concretar el desnivel se dio en el primer minuto del descuento. Urruti, que había ingresado por Scocco, recibió un pase en profundidad sobre la derecha, remató luego cruzado ante la salida del golero Orión, y cuando la pelota buscaba el fondo de la red, sobre la línea, en providencial cierre, logró rechazarla Franco Sosa.

De esta manera, Boca hipotecó las pocas chances que le quedaban por pelear por el título, mientras que el equipo rojinegro se fue un poco más satisfecho con el empate, porque lo sigue teniendo a tiro al líder Vélez.

Al final del encuentro en La Bombonera, el entrenador boquense Julio César Falcioni, fue despedido con insultos y silbidos por parte de la hinchada xeneize, que coreó en reiteradas oportunidades el nombre de Juan Román Riquelme, quien ha dejado entrever que volvería al club a fines de este año. El contrato de Falcioni caduca el próximo 30 de diciembre.

Casi afuera
Los de Falcioni resignaron su última chance de meterse en la pelea por el título. Quedó a ocho puntos del puntero Vélez cuando restan por disputarse cuatro fechas.


Notas relacionadas

Un hincha insultó a Falcioni y el técnico le quiso pegar



Redes Sociales Redes Sociales
Agregar a MeneameAgregar a FresquiAgregar a FlenkAgregar a GoogleAgregar a YahooAgregar a TechnoratiAgregar a Del.icio.usAgregar a DiggItAgregar esta página a Mister WongAgregar a Facebook