Coronel Suárez: la víctima padece el "Síndrome de Estocolmo"

Así lo indicó hoy el secretario de Salud de la Municipalidad de esa localidad bonaerense. Además señaló que la mujer que permaneció tres meses cautiva "tiene temores y dificultades del sueño"

La mujer que permaneció tres meses cautiva en la casa de una periodista y el marido de ésta en la localidad bonaerense de Coronel Suárez, donde fue torturada y violada, padece el "Síndrome de Estocolmo" y "tiene temores y dificultades del sueño".

"En principio se le podría adjudicar el instinto de conservación a lo que damos en llamar el Síndrome de Estocolmo, que es la valoración afectiva hacia sus captores", dijo esta mañana el secretario de Salud de la Municipalidad de dicha localidad del sur bonaerense, Juan José Aspitarte.

Aspitarte es médico psiquiatra y actualmente atiende a la víctima, que desde el lunes, cuando escapó de su cautiverio, permanece internada en el Hospital Municipal de Coronel Suárez.

De todas formas, el psiquiatra aclaró que cuando la paciente fue internada tras recuperar la libertad, "lo que prevalecía era el temor en ese momento a la aparición de esa gente y a volver a vivir la situación que había estado atravesando".

Aspitarte indicó que "la paciente, en este momento, tiene algunos temores, aceleración del pensamiento, dificultades del sueño, propias del reajuste de la situación normal que está atravesando en compañía de gente que no la amenaza".

Al hablar sobre el estado físico de la mujer, el profesional expresó que "durante el transcurso del secuestro le hicieron hacer algunos períodos de ayuno donde sólo comía repollo y estuvo más delgada que cuando ingresó la mañana del lunes".

"Desde el peso normal que ella tenía hasta que ingresa al hospital había una pérdida de veinte kilos pero, según su relato bastante pormenorizado, estuvo pesando menos cuando estuvo haciendo el ayuno religioso", comentó.

"Es la primera vez que me toca atender en lo profesional a un paciente en situación aguda", agregó Aspitarte.

Por último, el médico psiquiatra señaló sobre el tiempo de recuperación de la víctima que "es sorprendente la alegría que tiene esta mujer".

A su turno, la jefa del área de Salud Mental del Hospital Municipal de Coronel Suárez, la psicóloga Marianela Parenti, dijo que la paciente necesita "acompañamiento y contención" de parte de sus familiares.

"Ella está bajo muchos estímulos por todo lo que vivió, se está viendo en los medios y está acompañada por familiares, muy contenida acá en el hospital", indicó Parenti.

La profesional señaló que "cuando se recupere, se iniciará un tratamiento psicológico. Es posible que sea un tratamiento largo porque ella es una persona que va a necesitar estar contenida y acompañada por lo que vivió".

Al hablar sobre la creencia religiosa de la víctima, la psicóloga comentó también que "es muy creyente, se aferró mucho a sus creencias y eso fue lo que la que la mantuvo íntegra, orientada en todo momento y fuerzas para poder salir con ese instinto de supervivencia que le permitió poder escapar en una situación extrema".

Y agregó que la víctima "está tratando de aportar todos los datos que permita que se descubra la verdad, está muy pendiente que en la investigación se descubra todo lo que ella vivió y lo que hay atrás de esto".

Por otra parte, el abogado Claudio Lofvall, defensor de la periodista Estefanía Heit (29) y de su pareja Jesús Olivera (28), ambos detenidos por el hecho, solicitó esta mañana a la fiscal de Delitos Sexuales de Bahía Blanca, Claudia Lorenzo, que la víctima declare ante la Justicia ya que sólo lo hizo ante la policía.

"Una vez que la fiscalía tenga conocimiento de toda la prueba para sostener la acusación, adelantamos que vamos a ejercer el derecho constitucional de que declaren (Heit y Olivera), incluso podría ser la semana próxima", dijo el letrado.

Ayer, los dos imputados se negaron a declarar en sus respectivas indagatorias ante la fiscal Lorenzo, tras lo cual, la Justicia de Garantías dispuso que ambos sigan detenidos formalmente.

Heit, una conocida periodista del Canal 4 de Coronel Suárez, está imputada de "privación ilegal de la libertad agravada coactiva" y su esposo, un supuesto pastor religioso, por el mismo delito más el concurso real con "abuso sexual con acceso carnal reiterado".

El hecho se conoció el lunes cuando la mujer denunció en la comisaría de Coronel Suárez que acababa de huir de una casa situada en Grand Bourg al 1800, en la que había estado cautiva tres meses, a lo largo de los cuales había sido golpeada, abusada sexualmente y mantenida en pésimas condiciones de salud.

Según la pesquisa, la víctima, oriunda de la localidad rionegrina de Río Colorado, había llegado a Coronel Suárez tras conocer a Olivera, quien le prometió que formaría parte de una comunidad religiosa y que la ayudaría a continuar sus estudios.

Una de las sospechas es que, en realidad, Heit y Olivera utilizaron a la mujer y se la llevaron a Coronel Suárez para apoderarse del dinero de la venta de un terreno que tenía y de giros postales que recibía de familiares y amigos.

Según la denuncia, la mujer era obligada a trabajar como empleada doméstica y sometida a diversos abusos y vejámenes, que fueron grabados con un teléfono celular.

Además, la víctima contó que fue obligada a escribir una carta de suicidio, por lo que los investigadores creen que los captores la iban a matar y luego simular que se había matado.



NOTAS RELACIONADAS

Sonia Marisol "padece un trauma muy difícil"
Matrimonio detenido dice que tiene "explicaciones para todo"

Redes Sociales Redes Sociales
Agregar a MeneameAgregar a FresquiAgregar a FlenkAgregar a GoogleAgregar a YahooAgregar a TechnoratiAgregar a Del.icio.usAgregar a DiggItAgregar esta página a Mister WongAgregar a Facebook