Estudiantes tuvo a Zapata y poca resistencia en la Crema  

Tras superar algunos problemas, resolvió bien este compromiso

Román Martínez, Rodrigo Braña y Duvan Zapata se funden en un abrazo. Estudiantes volvió al triunfo ante la Crema
Román Martínez, Rodrigo Braña y Duvan Zapata se funden en un abrazo. Estudiantes volvió al triunfo ante la Crema



Video de los goles


COMENTARIO
Por ANIBAL GUIDI

Clic para ampliarLa importancia del triunfo. El poder cortar una racha de tres presentaciones sin poder ganar. El volver a hacerse fuerte de local. La potencia de Duván Zapata, que sacudió dos veces la red enemiga, y el zurdazo goleador de Román Martínez que ayer, por momentos, pudo sacudirse la intermitencia que lo tiene maniatado.

Todo eso se rescata del 3-1 de anoche ante el discretísimo Atlético de Rafaela, que tuvo la osadía de sorprenderlo temprano con una pelota detenida, bien resuelta por Carniello de cabeza, claro que sacando provecho del quedo de Villar en su salida y en la falencia en el salto de Ré.

Estudiantes terminó ganando bien aunque su producción tuvo algunos claroscuros que obligan necesariamente a seguir perseverando para poder encontrar el funcionamiento que sigue ausente pero que ciertamente puede ser soslayado con la irrupción de sus individualidades.

Como la del moreno Zapata que, con sus arrestos físicos y determinación siempre tuvo a mal traer al fondo visitante, y que cobró mayor gravitación luego de que el equipo de Cagna, sorpresivamente, estaba 0-1 abajo cuando, por lo que brindaba el partido, ninguno de los dos había hecho méritos para hacer una diferencia en el marcador.

Pero el colombiano arrastró marcas sobre la izquierda y, cuando entró al área, lo tocó Carniello haciéndole perder la vertical.

Fue un claro penal, tanto como el que Loustau no sancionó a los 26’, cuando Zapata fue empujado groseramente dentro del área.

Clic para ampliarSegún se conoció luego, el designado para ejecutar la pena máxima era el propio Zapata que le entró fuerte de derecha al balón, que mandó al medio del arco mientras que Sara se movió hacia el palo izquierdo.

El empate ya estaba más acorde con lo que brindaban los equipos. Claro que se esperaba más del conjunto albirrojo, que necesitaba del triunfo para mejorar su situación en la tabla y también engrosar el colchón de puntos a fin de poder ingresar en alguna Copa.

El 4-1-4-1 que ensayó Cagna funcionó a regañadientes. Existió un cierto desorden, falta de juego asociado, y a no ser por algunos desbordes con centro al área y la presencia amenazante de Zapata, fue raro ver alguna jugaba bien pergeñada en el campo de juego. Y esto también va para la Crema.

En el complemento la cosa siguió igual en cuanto a paridad, pero se llegó un poco más sobre las vallas. Estudiantes declinó algo físicamente pero, como la visita no era una garantía de seguridad precisamente, siempre estaba latente la posibilidad del desnivel.

Pero antes de que acertara Estudiantes, Villar tuvo que extremar recursos para frustrarle el gol a González primero y a Grazzini después.

Y cuando promediaba la etapa, Martínez capturó un rebote en el vértice del área grande, por izquierda, y despidió un zurdazo bajo y cruzado, que superó al resistencia de Sara.

Fue un golpe duro para el conjunto rafaelino que se desordenó peligrosamente. Estudiantes, entonado, buscó atacarlo con mayor firmeza y así, a los 37’ Zapata aprovechó un regalo increíble del golero Sara, que dudó en tomar la pelota o rechazarla con el pié, tras una cesión hacia atrás, y de atropellada se la tocó. El balón viajó lentamente a la red con el agregado de que cuando el moreno corría para asegurar la conquista, Sara le agarró la pierna desde atrás, cometiéndole penal, que no cobró Loustau porque se convirtió el gol.

Fue el cuarto tanto de la figura del partido, y el primero de penal. También Román llegó al cuarto.

NOTAS RELACIONADAS

¿Al final hubo petitorio?
“El gol, para los que me apoyan”
“Me extraña el partido con Argentinos”
Breves pinchas
Las claves del partido
Los DT bajo la lupa
Con el sello de un goleador
El primero del torneo fue adentro
Diego Cagna: “Todos tienen que participar en la creación del juego”
Tiene el gol en la cabeza
Pocos días para recuperar soldados
Inferiores: reparto de puntos
Todavía no se erigió en el cerebro del equipo
Una gran alegría
Verón insiste: "Quiero ser dirigente"

Redes Sociales Redes Sociales
Agregar a MeneameAgregar a FresquiAgregar a FlenkAgregar a GoogleAgregar a YahooAgregar a TechnoratiAgregar a Del.icio.usAgregar a DiggItAgregar esta página a Mister WongAgregar a Facebook